Frases de Winston Churchill

Winston Churchill Estadista, historiador, escritor, militar, orador y primer ministro británico (Palacio de Blenheim, 30 de noviembre de 1874 - Londres, 24 de enero de 1965). Político británico especialmente recordado por su mandato como primer ministro (1940-45) durante la Segunda Guerra Mundial: con su divisa "... Leer más sobre Winston Churchill
Los italianos pierden las guerras como si fueran partidos de fútbol y los partidos de fútbol como si fuesen guerras       
(0 votaciónes)

La falla de nuestra época consiste en que sus hombres no quieren ser útiles sino importantes       
(0 votaciónes)

El interés compuesto es la fuerza más poderosa del universo       
(0 votaciónes)

Antes tenía un mensaje que llevar; ahora ya no lo tengo... Ya no creo en un Mundo mejor       
(0 votaciónes)

Esfuérzate por mantener las apariencias que el mundo te abrirá crédito para todo lo demás       
(0 votaciónes)

Hitler sabe que ha de destruirnos aquí, en nuestra isla, o perderá la guerra       
(0 votaciónes)

La política es más peligrosa que la guerra, porque en la guerra sólo se muere una vez       
(0 votaciónes)

Perón es el único soldado que ha quemado su bandera y el único católico que ha quemado sus iglesias       
(0 votaciónes)

Sería una gran reforma en la política el que se pudiera extender la cordura con tanta facilidad y tanta rapidez como la locura       
(0 votaciónes)

Las actitudes son más importantes que las aptitudes       
(0 votaciónes)

Os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor y tendreis la guerra       
(0 votaciónes)

El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo       
(0 votaciónes)

El mejor argumento en contra de la democracia es una conversación de cinco minutos con el votante medio       
(0 votaciónes)

Existen tres tipos de personas; aquellas que se preocupan hasta la muerte, las que trabajan hasta morir y las que se aburren hasta la muerte       
(0 votaciónes)

En el campo de las creencias religiosas la Reforma introdujo cambios profundos. La Biblia adquirió entonces una autoridad nueva y de mayor alcance. La generación anterior consideraba que las Sagradas Escrituras eran peligrosas en manos de personas iletradas y debieran ser leídas sólo por sacerdotes       
(0 votaciónes)

La alternancia fecunda el suelo de la democracia       
(0 votaciónes)