Frases de William Gibson

Wintermute era el cerebro de la colmena, el que tomaba las decisiones, el que hacía cambios en el mundo exterior. El Neuromante era la personalidad. El Neuromante era la inmortalidad       
(0 votaciónes)

El ciberespacio. Una alucinación consensual experimentada diariamente por billones de legítimos operadores, en todas las naciones, por niños a quienes se enseña altos conceptos matemáticos...Una representación gráfica de la información abstraída de los bancos de todos los ordenadores del sistema humano. Una complejidad inimaginable       
(0 votaciónes)

Es más fácil desear y conseguir la atención de decenas de millones de absolutos extraños que aceptar el cariño y la lealtad de las personas más próximas       
(0 votaciónes)

Él es tan aburrido como largo el día, y el día es largo       
(0 votaciónes)

Para invocar a un demonio necesitas saber qué nombre tiene       
Puntuación: 1 / 5 (1 votación)