Frases de Séneca

Séneca Filósofo hispanorromano (Córdoba 4 - Roma, 65). De familia acomodada, Séneca vivía en la provincia Bética del Imperio Romano. Su padre era un retórico de prestigio en la zona, cuya habilidad por la palabra era muy influyente para los escolásticos, y gracias a eso pudo proporcionar a su... Leer más sobre Séneca
Sea ésta la regla de nuestra vida: decir lo que sentimos, sentir lo que decimos. En suma, que la palabra vaya de acuerdo con los hechos       
(0 votaciónes)

La amistad siempre es provechosa; el amor es el que a veces hiere       
(0 votaciónes)

Algunas veces incluso vivir es un acto de coraje       
(0 votaciónes)

Si me ofreciesen la sabiduría con la condición de guardarla para mí sin comunicársela a nadie, no la querría       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Crees que tienes que habértelas con muchas dificultades, pero la verdad es que la mayor dificultad está en ti y tú eres el estorbo para ti mismo       
(0 votaciónes)

No se debe adquirir el amigo en la mesa       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

No es que nos falte valor para emprender las cosas porque sean difíciles, sino que son difíciles precisamente porque nos falta valor para emprenderlas       
(0 votaciónes)

El buen éxito disculpa la temeridad       
(0 votaciónes)

Las injurias y los beneficios penden de la voluntad       
(0 votaciónes)

El primer arte que deben aprender los que aspiran al poder es el de ser capaces de soportar el odio       
(0 votaciónes)

La vida es como una escuela de gladiadores, donde los hombres viven y luchan unos contra otros       
(0 votaciónes)

Amor por nuestra voluntad se toma, mas no por voluntad nuestra se deja       
(0 votaciónes)

Es cobardía menospreciar la vida, y esfuerzo resistir a grandes desgracias       
(0 votaciónes)

El hombre es un animal social       
(0 votaciónes)

La tristeza, aunque esté siempre justificada, muchas veces sólo es pereza. Nada necesita menos esfuerzo que estar triste       
(0 votaciónes)

El poder y el despotismo duran poco       
(0 votaciónes)