Frases de Rafael Barrett

Rafael Barrett Escritor, ensayista y periodista español con nombre completo Rafael Ángel Jorge Julián Barrett y Álvarez de Toledo (Torrelavega, Cantabria, 7 de enero de 1876 - Arcachón, Francia, 17 de diciembre de 1910). Es conocido por su gran labor en literatura paraguaya durante el siglo XX, ya que... Leer más sobre Rafael Barrett
Para el amor, elegir es respetar       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

No es la razón, más o menos amueblada, sino la voluntad lo que hace marchar al mundo       
(0 votaciónes)

Hace falta curarnos del respeto a la ley. La ley no es respetable. Es el obstáculo a todo progreso real. Es una noción que es preciso abolir       
(0 votaciónes)

El corazón que no ama es una cisterna tenebrosa, un depósito inmóvil que no recibe ni da. El corazón que ama es el remanso a cielo abierto, donde las mil corrientes del mundo descansan un instante para partir otra vez       
(0 votaciónes)

En política no hay amigos; no hay más que cómplices       
(0 votaciónes)

El país está a merced de un grupo que se atreva       
(0 votaciónes)

Una sublevación de cuarteles ha lanzado del poder a un partido y ha instalado a otro. Esta operación ha necesitado ciento cincuenta heridos y sesenta muertos       
(0 votaciónes)

Buscad el origen o el resultado de vuestra felicidad, y encontraréis la desgracia ajena       
(0 votaciónes)

Detrás del doctor hay que construir al hombre. Hay, por de pronto, que ponerse a estudiar       
(0 votaciónes)

Claro que un diario político es diario de una minoría, y lo mismo si es científico o literario, o religioso. Una tendencia moral o intelectual definida disminuirá inmediatamente el tiraje       
(0 votaciónes)

No es el tiempo el que envejece, somos nosotros       
(0 votaciónes)

¿Para qué convertir a los niños en malos fonógrafos, para qué profanar su tierna inteligencia? Basta excitar su curiosidad libre, mantener la elasticidad de su ingenio nativo, tan fácilmente asfixiado bajo las idiotas lecciones de texto; basta conservar el juego de su salud mental       
(0 votaciónes)

Mientras el dolor no os abrase las entrañas, mientras un día de hambre y abandono siquiera un día- no os haya devuelto a la vasta humanidad, no la comprenderéis       
(0 votaciónes)

Oro, dinero... suprimid todo el oro del mundo ¿habrá disminuido en un átomo nuestra verdadera riqueza?       
(0 votaciónes)

Amor, hecho individual. Hijos, hecho social. De aquí los conflictos eternos y desesperados       
(0 votaciónes)

¿Qué nos queda, qué queda al destino si no viven nuestros hijos, si no son dioses en nuestro corazón y en nuestra mente? Ellos lo son todo, toda la belleza, toda la verdad, toda la esperanza. Por eso estoy seguro de que festejáis conmigo el nacimiento de nuestro hijo, de nuestro querido hijo que duerme       
(0 votaciónes)