Frases de Pierre de Ronsard

Pierre de Ronsard Poeta francés (Castillo de Possonière, Loir-et-Cher, 1524 - Saint-Cosme-en-l'Isle, 1585). Tras pasar su niñez en su tierra natal, se incorporó a la corte en calidad de paje (1536). A raíz de un viaje a Alsacia, contrajo una enfermedad que le dejó casi completamente sordo y que le obligó a... Leer más sobre Pierre de Ronsard
El tesoro del hombre es su verde juventud; el resto de la vida es invierno y senectud       
(0 votaciónes)

Así pues, si no me créeis, bella, mientras vuestra edad florezca en su novedad más verde, recolectad, recolectad vuestra juventud: al igual que le sucede a esta flor la vejez hará que vuestra belleza decaiga       
(0 votaciónes)

¡Vivid! Creedme, no esperéis a mañana, recolectad desde hoy las rosas de la vida       
(0 votaciónes)

Es un gran fuego envuelto en poco hielo, un bello juego relleno de falacias, es un despecho, una guerra, una tregua, un largo pensamiento, una palabra breve       
(0 votaciónes)

Es un placer repleto de tristeza, es un tormento ornado de alegría, un desespero donde siempre se espera, un esperar que siempre desespera       
(0 votaciónes)

Cuando seáis vieja, por la noche con las velas, sentada cerca del fuego, devanando e hilando, diréis, mientras cantáis maravillándoos mis versos, Ronsard me alababa en los tiempos en que era bella       
(0 votaciónes)

Por vuestro amor mi corazón se agita y ante mis ojos yo os veo sin cesar, ausente os escucho y aun os oigo, y sólo vuestro amor suena en mi pensamiento       
(0 votaciónes)

Vivid, creedme, no esperéis a mañana. Coged hoy las rosas de la vida       
(0 votaciónes)