Frases de Paulo Coelho - Página 2

Paulo Coelho Narrador, periodista y guionista de televisión brasileño (Río de Janeiro, 1947). Humanista polifacético, Paulo Coelho se ha adentrado con éxito en mundos tan dispares como el de la música, la prensa, el teatro o la televisión, aunque su nombre haya quedado definitivamente consagrado en el á... Leer más sobre Paulo Coelho
Cuando todos los días resultan iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

El Señor sólo exige de las personas aquéllo que está dentro de las posibilidades de cada uno       
(0 votaciónes)

Afronta tu camino con coraje, no tengas miedo de las críticas de los demás. Y, sobre todo, no te dejes paralizar por tus propias críticas       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Desde el cielo, el Señor sonríe de contento, porque era esto lo que Él quería, que cada uno tuviese en sus manos la responsabilidad de su propia vida. Al fin y al cabo, había dado a sus hijos el mayor de todos los dones: la capacidad de escoger y decidir sus actos       
(0 votaciónes)

El amor está lleno de trampas. Cuando quiere manifestarse, muestra apenas su luz, y no nos permite ver las sombras que provoca       
(0 votaciónes)

En todas las lenguas del mundo hay un mísmo dicho: ojos que no ven, corazón que no siente. Pues yo afirmo que no hay nada más falso que eso; cuánto más lejos, más cerca del corazón están los sentimientos que intentamos sofocar y olvidar       
(0 votaciónes)

El sexo, el dolor y el amor son experiencias límite del hombre. Y solamente aquel que conoce esas fronteras conoce la vida; el resto es simplemente pasar el tiempo, repetir una misma tarea, envejecer y morir sin saber realmente lo que se estaba haciendo aquí       
(0 votaciónes)

Las personas siempre tienden a ayudar a las otras -sólo para sentirse mejores de lo que realmente son-       
(0 votaciónes)

El tiempo no es algo que corra siempre al mismo ritmo. Somos nosotros quienes determinamos el ritmo del tiempo       
(0 votaciónes)

La conciencia de la muerte nos anima a vivir más       
(0 votaciónes)

Lo que ahoga a alguien no es caerse al río, sino mantenerse sumergido en él       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Mucha gente se fascina por los detalles y se olvida de lo que busca       
(0 votaciónes)

Cada persona, en su existencia, puede tener dos actitudes: construir o plantar. Los constructores un día terminan aquéllo que estaban haciendo y entonces les invade el tedio. Los que plantan a veces sufren con las tempestades y las estaciones, pero el jardín jamás para de crecer       
(0 votaciónes)

En algunos momentos las personas son incapaces de entender la felicidad       
(0 votaciónes)

Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices       
(0 votaciónes)

Todas las mañanas dios nos muestra su sonrisa       
(0 votaciónes)