Frases de Oscar Wilde

Oscar Wilde Escritor británico (Dublín, 1854 - París, 1900). Hijo del cirujano William Wills-Wilde y de la escritora Joana Elgee. Oscar Wilde es considerado uno de los dramaturgos más destacados del Londres victoriano tardío, además, fue una celebridad de la época debido a su gran ingenio. Hoy en d... Leer más sobre Oscar Wilde
Lo único que es capaz de consolar a un hombre por las estupideces que hace, es el orgulllo que le proporciona hacerlas       
(0 votaciónes)

El alma nace vieja, pero se vuelve joven: ésta es la comedia de la vida. El cuerpo nace joven y se vuelve viejo: ésa es la tragedia de la vida       
(0 votaciónes)

Los salvajes parecen tener puntos de vista similares a los que la gente cultivada sobre la mayoria de los temas: están demasiado avanzados       
(0 votaciónes)

Todos los hombres matan lo que aman...Unos matan su amor cuando son jóvenes y otros cuando son viejos; unos lo ahogan con manos de lujuria, otros con manos de oro... Unos aman muy poco, otros demasiado, algunos venden y otros compran; unos dan muerte con muchas lágrimas y otros sin un suspiro; pero aunque todos los hombres matan lo que aman, no todos deben morir por ello       
(0 votaciónes)

En todos los asuntos de importancia, es el estilo, no la sinceridad, lo verdaderamente esencial       
(0 votaciónes)

Sólo hay una cosa en el mundo peor que estar en boca de los demás, y es no estar en boca de nadie       
(0 votaciónes)

Hay tres clases de déspota: el que tiraniza el cuerpo, el que tiraniza el espíritu y el que tiraniza el cuerpo y el espíritu a la vez. Al primero se le llama Príncipe; al segundo, Papa y al tercero, Pueblo       
(0 votaciónes)

Las lágrimas son el refugio de las mujeres feas, pero la ruina de las bonitas       
(0 votaciónes)

La pasión te obliga a pensar en círculos       
Puntuación: 4 / 5 (1 votación)

Un poco de sinceridad es cosa peligrosa; una sinceridad absoluta puede ser fatal       
(0 votaciónes)

Aquel que vive más de una vida tiene que sufrir más de una muerte       
(0 votaciónes)

El mundo llama inmorales a los libros que le explican su propia vergüenza       
(0 votaciónes)

Ouida amaba a Lord Lytton con un amor que convirtió la vida de él en un infierno       
(0 votaciónes)

Hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti       
(0 votaciónes)

La gente enseña para disimular su ignorancia, lo mismo que sonríe para ocultar sus lágrimas       
(0 votaciónes)

Dad una máscara al hombre y os dirá la verdad       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)