Frases de Napoleón Bonaparte

Napoleón Bonaparte Emperador de los franceses (Ajaccio, Córcega, 1769 - Santa Helena, 1821). Nacido en una familia modesta de la pequeña nobleza de la isla de Córcega -recién incorporada a Francia-, Napoleón siguió la carrera militar como becario, graduándose en la Academia de París en 1785. Tras el triunfo... Leer más sobre Napoleón Bonaparte
La Asamblea Constituyente cometió una gran tontería al abolir la nobleza, lo que humilla a todo el mundo. Yo he hecho algo mejor: he convertido en nobles a todos los franceses, todos pueden sentirse orgullosos       
(0 votaciónes)

Cuando China despierte, el mundo temblará       
(0 votaciónes)

Es importante que el pueblo de París no se crea que es la nación       
(0 votaciónes)

Los hombres que han cambiado el mundo no lo han conseguido remplazando a los gobernantes, sino siempre agitando a las masas       
(0 votaciónes)

Ningún pueblo ha tenido tantos reyes asesinados como Francia; ciertamente, no es un país fácil de gobernar       
(0 votaciónes)

Sólo se puede gobernar un pueblo ofreciéndole un porvenir. Un jefe es un vendedor de esperanzas       
(0 votaciónes)

Si Jesús no hubiera sido crucificado, no sería Dios       
(0 votaciónes)

El mérito de Mahoma es haber fundado una religión prescindiendo del infierno       
(0 votaciónes)

¿Cómo se puede tener orden en un estado sin religión? La religión es un formidable medio para tener quieta a la gente       
(0 votaciónes)

El gobierno debe organizar la educación de modo que pueda controlar las opiniones políticas y morales       
(0 votaciónes)

Todo el secreto de gobernar consiste en saber cuándo es necesario quitarse la piel de león para ponerse la de zorro       
(0 votaciónes)

Obligar a los ricos a pagar impuestos es una necesidad de guerra, pero obligar también a los pobres es una infamia       
(0 votaciónes)

La grandeza de Mahoma está en haber conquistado la mitad del globo en diez años, mientras que el cristianismo necesitó trescientos para establecerse       
(0 votaciónes)

Hay cuatro cosas que ponen al hombre en acción:interés, amor, miedo y fe       
(0 votaciónes)

El cementerio está lleno de personas imprescindibles       
(0 votaciónes)

El mayor orador del mundo es el triunfo       
(0 votaciónes)