Frases de Montesquieu

Montesquieu Pensador francés (La Brède, Burdeos, 1689 - París, 1755) (Charles-Louis de Secondat, barón de Montesquieu). Perteneciente a una familia de la nobleza de toga, Montesquieu siguió la tradición familiar al estudiar Derecho y hacerse consejero del Parlamento de Burdeos (que presidió de 1716 a... Leer más sobre Montesquieu
Dichosos los pueblos cuyos anales son aburridos       
(0 votaciónes)

Es menester haber estudiado mucho para llegar a saber un poco       
(0 votaciónes)

La ley natural es el principio y fuente de la civil; quien ignore la naturaleza, ignorará la política       
(0 votaciónes)

Entre menos piensa el hombre, más habla       
(0 votaciónes)

Siempre he observado que para triunfar en la vida hay que ser entendido, pero parecer tonto       
(0 votaciónes)

Cuando visito un país, me preocupa menos conocer cuáles son sus leyes que saber si se aplican       
(0 votaciónes)

El amor a la democracia, es el amor a la igualdad       
(0 votaciónes)

El estudio ha sido para mí el principal remedio contra las preocupaciones de la vida; no habiendo tenido nunca un disgusto que no me haya pasado después de una hora de lectura       
Puntuación: 2 / 5 (1 votación)

El que teme padecer padece ya lo que teme       
(0 votaciónes)

El hombre de talento es naturalmente inclinado a la crítica, porque ve más cosas que los otros hombres y las ve mejor       
(0 votaciónes)

Un hombre no es desdichado a causa de la ambición, sino porque ésta lo devora       
(0 votaciónes)

Cuando en un gobierno, al hablarse de cosa pública, cada uno dice ¿Qué me importa?, la cosa pública está perdida       
(0 votaciónes)

Aquí un marido que ama a su mujer es un hombre que no tiene el mérito suficiente para hacerse amar por otra       
(0 votaciónes)

No existe tiranía peor que la ejercida a la sombra de las leyes y con apariencias de justicia       
(0 votaciónes)

Para que no se pueda abusar del poder, es preciso que el poder detenga al poder       
(0 votaciónes)

No hay tontería mayor y más común que la de amargarse por las tonterías del mundo       
(0 votaciónes)