Frases de Mark Twain

Mark Twain Escritor estadounidense (Samuel Langhorne Clemens; Florida, EE UU, 1835-Redding, id., 1910). Aventurero incansable, encontró en su propia vida la inspiración para sus obras literarias. Creció en Hannibal, pequeño pueblo ribereño del Mississippi. A los doce años quedó huérfano de padre,... Leer más sobre Mark Twain
El banquero es un hombre que nos presta el paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover       
Puntuación: 4 / 5 (2 votaciónes)

Dentro de veinte años estarás más decepcionado por lo que no hiciste que por lo que hiciste       
Puntuación: 4.5 / 5 (2 votaciónes)

Nadie adquiere una visión amplia, saludable y generosa si se queda en una esquina de la Tierra toda su vida       
Puntuación: 5 / 5 (2 votaciónes)

Cumplamos la tarea de vivir de tal modo que cuando muramos, incluso el de la funeraria lo sienta       
(0 votaciónes)

No le temo a la muerte. Había estado muerto por billones y billones de años antes de que naciera, y no sufrí la menor inconveniencia por ello       
(0 votaciónes)

El arte de vivir consiste en conseguir que hasta los sepultureros lamenten tu muerte       
(0 votaciónes)

Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años       
(0 votaciónes)

Una mentira puede viajar por medio mundo mientras la verdad está poniéndose los zapatos       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Hay dos ocasiones en la vida en las que el hombre no debería jugar: cuando no tiene dinero propio para ello y cuando juega su propio dinero       
(0 votaciónes)

El hombre que propone una idea nueva es un chiflado, hasta que se comprueba que la idea era excelente       
(0 votaciónes)

Ninguna mujer parece tan pasada de moda como cuando sigue ésta       
(0 votaciónes)

Recogéis a un perro que anda muerto de hambre, lo engordas y no os morderá. Esa es la diferencia más notable entre un perro y un hombre       
(0 votaciónes)

¿Por qué nos alegramos en las bodas y nos entristecemos en los velorios? Porque no somos la persona involucrada       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Yo creo que nuestro padre celestial inventó al hombre porque se desilusionó con el mono       
(0 votaciónes)

Si respetas la importancia de tu trabajo, éste, probablemente, te devolverá el favor       
(0 votaciónes)

Una persona que no es capaz de expresar buenas ideas es tan inútil como una persona que es incapaz de tenerlas       
(0 votaciónes)