Frases de Lope de Vega

Lope de Vega Escritor español (Félix Lope de Vega y Carpio, Madrid, 1562-id., 1635). Lope de Vega procedía de una familia humilde y su vida fue sumamente agitada y llena de lances amorosos. Estudió en los jesuitas de Madrid (1574) y cursó estudios universitarios en Alcalá (1576), aunque no consiguió el... Leer más sobre Lope de Vega
Lo que cuenta no es mañana, sino hoy. Hoy estamos aquí, mañana tal vez, nos hayamos marchado       
Puntuación: 4.5 / 5 (2 votaciónes)

Que amor se hace gigante con los celos       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

A nadie se le dio veneno en risa       
(0 votaciónes)

Los celos son hijos del amor, mas son bastardos, te confieso       
Puntuación: 5 / 5 (2 votaciónes)

Si humor gastar pudiera, con más salud sospecho que viviera       
(0 votaciónes)

El amor tiene fácil la entrada y difícil la salida       
(0 votaciónes)

Las pajas del pesebre niño de Belén hoy son flores y rosas, mañana serán hiel. Lloráis entre pajas, del frío que tenéis, hermoso niño mío, y del calor también. Dormid, Cordero santo; mi vida, no lloréis; que si os escucha el lobo, vendrá por vos, mi bien       
(0 votaciónes)

Dios nos libre de enemistarnos con amigos       
(0 votaciónes)

El querer no es elección porque ha de ser accidente       
(0 votaciónes)

Piezas somos de ajedrez y el loco mundo es la tabla, pero en la talega juntos peones y reyes andan       
(0 votaciónes)

No hay en el mundo palabras tan eficaces ni oradores tan elocuentes como las lágrimas       
(0 votaciónes)

Son celos cierto temor tan delgado y tan sutil, que si no fuera tan vil, pudiera llamarse amor       
(0 votaciónes)

Cuando la mujer aborrece lo que en algún tiempo le agradó, es mucho peor que si siempre lo hubiese aborrecido       
(0 votaciónes)

¿Qué tenéis, dulce Jesús? - le dice la niña bella- ¿Tan presto sentís mis ojos el dolor de mi pobreza? Yo no tengo otros palacios en que recibiros pueda, sino mis brazos y pechos, que os regalan y sustentan       
(0 votaciónes)

La raíz de todas las pasiones es el amor; de él nace la trizteza, el gozo, la alegría y la desesperación       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

La liberalidad es la primera hija del amor y la piedra imán más atractiva para los hierros de la voluntad       
(0 votaciónes)