Frases de Leon Tolstoi

Leon Tolstoi Escritor y ruso (Liev Nikoláievich Tolstói; Yasnaia Poliana, 1828 - Astapovo, 1910). Hijo del noble propietario y de la acaudalada princesa María Volkonski, Tolstói viviría siempre escindido entre esos dos espacios simbólicos que son la gran urbe y el campo, pues si el primero representaba... Leer más sobre Leon Tolstoi
Si un hombre aspira a vivir una vida más amorosa y espiritual, su primera decisión debería ser la de abstenerse de matar y comer animales       
(0 votaciónes)

Los hijos son tormento, y no otra cosa       
(0 votaciónes)

Todas las familias felices se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera       
(0 votaciónes)

El verdadero amor supone siempre la renuncia a la propia comodidad personal       
(0 votaciónes)

Todos los reyes, excepto el de China, llevan el uniforme militar y se conceden las mayores recompensas al que ha matado más gente... Los soldados se reúnen como, por ejemplo, sucederá mañana, para matarse unos a otros. Se matarán y se mutilarán decenas de miles de hombres y, después, se celebrarán misas de acción de gracias porque se ha exterminado a mucha gente       
(0 votaciónes)

Quien tiene dinero tiene en su bolsillo a quienes no lo tienen       
(0 votaciónes)

En las historias de amor la felicidad es siempre igual, en cambio, cada desgracia tiene su fisonomía       
(0 votaciónes)

El hombre puede vivir y estar sano sin que tenga que matar animales para alimentarse. Si come carne se hace culpable del asesinato de los animales, sólo para dar gusto a su propio paladar       
(0 votaciónes)

Todas las familias dichosas se parecen unas a otras; cada familia infeliz es infeliz a su manera       
(0 votaciónes)

Sobre la Tierra hay millones de hombres que sufren: ¿por qué estáis al cuidado de mí solo?       
(0 votaciónes)

No se vive sin la fe. La fe es el conocimiento del significado de la vida humana. La fe es la fuerza de la vida. Si el hombre vive es porque cree en algo       
Puntuación: 1 / 5 (1 votación)

El error es la fuerza que une a los hombres; la verdad se le comunica a los hombres por medio de las acciones verdaderas       
(0 votaciónes)

Mi felicidad consiste en que sé apreciar lo que tengo y no deseo con exceso lo que no tengo       
(0 votaciónes)

¿Qué edad hay mejor qué aquella en que las dos mejores virtudes, la alegría inocente y la necesidad de amar, eran las dos ruedas de la vida?       
(0 votaciónes)

Donde termina el amor empieza el disgusto       
(0 votaciónes)

Mientras nuestros cuerpos sean las tumbas vivientes de animales, ¿cómo podemos esperar alguna condición ideal en la tierra?       
(0 votaciónes)