Frases de José Ortega y Gasset

José Ortega y Gasset Filósofo y ensayista español (Madrid, 1883 - 1955). Su pensamiento, plasmado en numerosos ensayos, ejerció una gran influencia en varias generaciones de intelectuales. José Ortega y Gasset (óleo de Zuloaga)Hijo del periodista José Ortega Munilla, hizo sus estudios secundarios en el... Leer más sobre José Ortega y Gasset
Nuestras convicciones más arraigadas, más indubitables, son las más sospechosas. Ellas constituyen nuestro límite, nuestros confines, nuestra prisión       
Puntuación: 4 / 5 (2 votaciónes)

La rebelión sentimental de las masas, el odio a los mejores, la escasez de éstos -he ahí la razón verdadera del gran fracaso hispánico-       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Lo que llamamos nuestra intimidad no es sino nuestro imaginario mundo, el mundo de nuestras ideas       
(0 votaciónes)

El amor vive del detalle y procede microscópicamente       
(0 votaciónes)

Las grandes naciones no se han hecho desde dentro, sino desde fuera; sólo una acertada política internacional, política de magnas empresas, hace posible una fecunda política interior       
(0 votaciónes)

El defecto más grave del hombre es la ingratitud       
(0 votaciónes)

Esto lo saben muy bien los conquistadores de ambos sexos. Una vez que la atención de una mujer se fija en el hombre, es a este muy fácil llenar por completo su preocupación, Basta con un sencillo juego de tira y afloja, de solicitud y de desdén, de presencia y de ausencia       
(0 votaciónes)

Lo característico del momento es que el alma vulgar, sabiéndose vulgar, tiene el denuedo de afirmar el derecho de la vulgaridad y lo impone dondequiera       
(0 votaciónes)

El hombre se diferencia del animal en que bebe sin sed y ama sin tiempo       
(0 votaciónes)

Sin amor, estaríamos como niños perdidos en la inmensidad del cosmos       
(0 votaciónes)

Ahora no se torea. Hoy se hace estilo, y así como el artista oculta la falta de densidad humana con el artificio, los toreros de hoy ocultan en el estilo la ausencia de arte       
(0 votaciónes)

El amor consiste en impulsar a un ser a la perfección de sí mismo       
(0 votaciónes)

Quien en nombre de la libertad renuncia a ser el que tiene que ser, ya se ha matado en vida: es un suicida en pie. Su existencia consistirá en una perpetua fuga de la única realidad que podía ser       
(0 votaciónes)

Muchos hombres, cómo los niños, quieren una cosa, pero no sus consecuencias       
(0 votaciónes)

He reducido el Mundo a mi jardín y ahora veo la intensidad de todo lo que existe       
(0 votaciónes)

El deseo muere automáticamente cuando se logra: fenece al satisfacerse. El amor en cambio, es un eterno insatisfecho       
(0 votaciónes)