Frases de Jean de la Bruyere

Jean de la Bruyere Escritor y moralista francés.(París, 16 de agosto de 1645 – Versalles, 10 de mayo de 1696)La Bruyère se hizo célebre con una sola obra: Les Caracteres ou les Moeurs de ce siècle (1688). Compuesta por un conjunto de piezas literarias breves, constituye una crónica esencial del esp... Leer más sobre Jean de la Bruyere
No puede ir muy lejos la amistad cuando ni unos ni otros están dispuestos a perdonarse mutuamente pequeños defectos       
Puntuación: 4 / 5 (2 votaciónes)

El único exceso permitido en el mundo, es el exceso de gratitud       
(0 votaciónes)

Si no murieran todos los hombres, entonces si, que afligiría al morirse       
(0 votaciónes)

Cuando un pueblo se exalta es difícil calmarlo; pero cuando está tranquilo es difícil saber cuándo va a exaltarse       
(0 votaciónes)

La cortesía hace que el hombre aparezca exteriormente tal como debiera ser en su interior       
(0 votaciónes)

La amistad no puede ir muy lejos cuando ni unos ni otros están dispuestos a perdonarse los pequeños defectos       
(0 votaciónes)

Hay personas que hablan justo un momento antes de haber pensado       
(0 votaciónes)

Lo mejor que hay en el mundo es la amistad       
(0 votaciónes)

Esencial a la justicia es hacerla sin diferirla. Hacerla esperar es injusticia       
(0 votaciónes)

Más fácil es encontrar un amor apasionado que una amistad perfecta       
(0 votaciónes)

El tiempo, que fortalece las amistades, debilita el amor       
(0 votaciónes)

No hay nada que los hombres más deseen conservar y menos cuiden que su propia vida       
(0 votaciónes)

Para el hombre sólo hay tres acontecimientos: nacer, vivir y morir. No se sabe cuándo nace, padece cuando muere y olvida cómo debe vivir       
(0 votaciónes)

Ese hombre es bueno que hace el bien a los demás, si él sufre a causa del bien que hace, él es muy bueno, si él sufre a manos de aquellos a quienes ha hecho el bien, entonces su bondad es tan grande que se podría puede mejorar sólo por mayores sufrimientos, y si había de morir a manos de ellos, su virtud no puede ir más allá: es heroico, es perfecto       
(0 votaciónes)

El amor nace súbitamente, sin más pensar, por temperamento o por debilidad, un rasgo de belleza nos detiene y nos decide. La amistad, por el contrario, se forma poco a poco, con el tiempo, por la práctica, por un largo trato       
(0 votaciónes)

Usted puede conducir un perro sin sillón del rey, y se subirá en el púlpito del predicador, él ve el mundo impasible, desembarazada, imperturbable       
(0 votaciónes)