Frases de Isabel Allende

Isabel Allende Escritora chilena (Lima, 1942). Hija de un diplomático chileno que le inculcó su afición por las letras, Isabel Allende cursó estudios de periodismo. Mientras se iniciaba en la escritura de obras de teatro y cuentos infantiles, trabajó como redactora y columnista en la prensa escrita y la... Leer más sobre Isabel Allende
Un hombre hace lo que puede. Una mujer hace lo que el hombre no puede       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Ella se consideraba a sí misma como un cometa navegando en el viento y, asustada de su propio motín interior, cedía a veces a la tentación de pensar en alguien que pusiera freno a sus impulsos; pero esos estados de ánimo le duraban poco. Cuando meditaba en su futuro se tornaba melancólica, por eso prefería vivir desaforada mientras le fuera posible       
(0 votaciónes)

Ya entonces tenía el hábito de escribir las cosas importantes y más tarde, cuando se quedó muda, escribía también las trivialidades, sin sospechar que cincuenta años después, sus cuadernos me servirían para rescatar la memoria del pasado y para sobrevivir a mi propio espanto       
(0 votaciónes)

La muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, siempre estaré contigo       
(0 votaciónes)

Cuando me fui de Chile (1975), yo creía que era una celebridad, porque tenia un programa de televisión, donde iba la gente me reconocía en la calle       
(0 votaciónes)

¿Qué nos pasó? Tal vez estamos en el mundo para buscar el amor, encontrarlo y perderlo, una y otra vez. Con cada amor volvemos a nacer y con cada amor que termina se nos abre una herida. Estoy llena de orgullosas cicatrices       
(0 votaciónes)

Cuando sientes que la mano de la muerte se posa sobre el hombro, la vida se ve iluminada de otra manera y descubres en ti misma cosas maravillosas que apenas sospechabas       
(0 votaciónes)

Después de la muerte de mi hija Paula, pasé tres años tratando de exorcizar la tristeza con ritos inútiles. Fueron tres siglos con la sensación de que el mundo había perdido los colores y un gris universal se extendía sobre las cosas inexorablemente       
(0 votaciónes)

Lo puedo leer en tus ojos, vienes de una noche de amor       
(0 votaciónes)

Para Francisco la relación de Irene con su novio era apenas la suma de dos soledades y de muchas ausencias. Decía que cuando tuvieran ocasión de permanecer juntos durante un tiempo, ambos comprenderían que sólo los unía la fuerza del hábito. No había urgencia alguna en ese amor, sus encuentros eran apacibles y demasiado largas sus separaciones       
(0 votaciónes)

La infancia feliz es un mito       
(0 votaciónes)

A los niños nadie les enseña algunas cosas indispensables, como arreglar una llave que gotea, sobornar a un funcionario o cortarle el pelo al perro       
(0 votaciónes)

He sido forastera durante casi toda mi vida, condición que acepto porque no me queda alternativa       
(0 votaciónes)

Pero nunca más es mucho tiempo. Así he podido comprobarlo en esta larga vida       
(0 votaciónes)

La relación sexual da esa intimidad que solamente tiene la madre con el recién nacido       
(0 votaciónes)

La tensión se aflojó poco a poco. Ella tomó entre sus manos la oscura cabeza de su amigo y lo miró. Sonrieron aliviados, divertidos, temblorosos, seguros de que no intentarían una aventura fugaz porque estaban hechos para compartir la existencia en su totalidad y emprender juntos la audacia de amarse para siempre       
(0 votaciónes)