Frases de Gore Vidal

Gore Vidal Escritor estadounidense, crítico mordaz del sistema de vida americano (Eugene Luther Vidal; West Point, 1925 - Los Ángeles, 2012). Proveniente de una familia aristocrática del sur de los Estados Unidos, sus padres se separaron cuando él tenía diez años, y lo llevaron a vivir con sus abuelos.... Leer más sobre Gore Vidal
Caminaba, cantando para sí mismo: una criatura momentáneamente divorciada del tiempo, apartada del mundo: existía ahora y eso era suficiente; avanzaba, como una estrella solitaria que cae de las tinieblas a las tinieblas       
(0 votaciónes)

Estas son las reglas. No matar. No robar. No mentir. No embriagarse. No entregarse a la sexualidad. Puse en duda la última regla. ¿Qué le ocurriría a la raza humana si todo el mundo cumpliera realmente las cinco reglas morales? La raza humana cesaría de existir, lo que a los ojos del Buda es una cosa perfecta. Aunque cesara de existir también la orden budista       
(0 votaciónes)

Es sorprendente pensar que millones de personas, en mi época -y supongo que también ahora-, podían creer que, en un momento dado de la historia, dos seres humanos han evolucionado hacia un estado superior al de todos los dioses que ha habido o habrá. Esto es titanismo, como dirían los griegos. Locura       
(0 votaciónes)

Cuando un amigo triunfa, algo muere en mi       
(0 votaciónes)

Siempre tendré que permanecer aquí. Soy mucho más feliz siendo lo que estaba destinada a ser, pero con algo para recordar, una diferencia en mi vida       
(0 votaciónes)

Con frecuencia hay, sin embargo, más alegría que dolor. Mira tu propia y maravillosa creación       
(0 votaciónes)

Cada cuatro años, la mitad de ingenuos que votan son animados a creer que si podemos elegir a un muy buen hombre o una muy buena mujer como presidente todo estará bien. Pero no lo estará       
(0 votaciónes)