Frases de Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez Novelista colombiano (Aracataca, Colombia, 1928 - México D.F., 2014). Afincado desde muy joven en la capital de Colombia, Gabriel García Márquez estudió derecho y periodismo en la universidad Nacional e inició sus primeras colaboraciones periodísticas en el diario El Espectador. Gabriel Garcí... Leer más sobre Gabriel García Márquez
Es verdad -suspiró el Coronel- la vida es la cosa mejor que se ha inventado... (El coronel no tiene quien le escriba)       
(0 votaciónes)

Nada en este mundo debe ser más tremendo que los escombros de un hombre       
(0 votaciónes)

En realidad, el único momento de la vida en que me siento ser yo mismo es cuando estoy con mis amigos       
(0 votaciónes)

Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al señor para poder ser el guardián de tu alma       
(0 votaciónes)

Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca no te hará llorar       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

El mundo habrá terminado de joderse el día en que el hombre viaje en primera y la literatura en el vagón de carga       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

He aprendido que el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada       
(0 votaciónes)

Me desconcierta tanto pensar que Dios existe, como que no existe       
(0 votaciónes)

La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

¡Los amigos son unos hijos de puta!       
Puntuación: 2 / 5 (1 votación)

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

El amor se hace más grande y noble en la calamidad       
Puntuación: 4 / 5 (1 votación)

Ningún lugar en la vida es más triste que una cama vacía       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

No tenemos otro mundo al que podernos mudar       
Puntuación: 4 / 5 (1 votación)

Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré       
(0 votaciónes)

El problema de la vida pública es aprender a dominar el terror, el problema de la vida conyugal es aprender a dominar el tedio       
(0 votaciónes)