Frases de Friedrich Nietzsche - Página 26

Friedrich Nietzsche Filósofo, poeta y filólogo alemán nacionalizado suizo. (Röcken, cerca de Lützen, 15 de octubre de 1844 – Weimar, 25 de agosto de 1900) considerado como uno de los pensadores contemporáneos más influyentes del siglo XIX. Su... Leer más sobre Friedrich Nietzsche
EL problema es que se perdió la condición primera de la educación       
(0 votaciónes)

Que el hombre tema a la mujer cuando ésta odia; porque en el fondo el hombre no es más que malo, pero la mujer es perversa       
(0 votaciónes)

El hombre se define como ser que evalúa, como ser que ama por excelencia       
(0 votaciónes)

Amo al que hace de su virtud su afán y fatal destino; pues por su virtud quiere seguir con vida y no quiere vivir más       
(0 votaciónes)

Prefiero unos pocos allegados a las malas compañías; pero deben saber ir y venir oportunamente       
(0 votaciónes)

Nosotros negamos a Dios en cuanto Dios       
(0 votaciónes)

Se debe llegar a ser bienaventurado porque se cree       
(0 votaciónes)

La libertad de toda clase de convicciones forma parte de la fuerza, la facultad de mirar libremente, la gran pasión, la potencia del propio ser, toma todo su intelecto a su servicio       
(0 votaciónes)

Yo solo creería en un Dios que supiera bailar       
(0 votaciónes)

Dios tiene que ser una persona; para que también los instintos más bajos puedan hablar, Dios tiene que ser joven. Para el ardor de las mujeres hay que poner en primer plano un santo hermoso, para el de los varones, una María       
(0 votaciónes)

Caminatas, vida sencilla, aire libre y ejercicio continuo       
(0 votaciónes)

De hecho, no se es filólogo y médico sin ser también, al mismo tiempo, anticristiano       
(0 votaciónes)

Pues mi noción de la justicia es ésta: los hombres no son iguales       
(0 votaciónes)

La antinatural castración de un Dios para hacer de él un Dios meramente del bien estaría aquí fuera de todo lo deseable. Al Dios malvado se lo necesita tanto como al bueno; la propia existencia no la debe uno, en efecto, precisamente a la tolerancia, a la filantropía... ¿Qué importaría un Dios que no conociera la cólera, la venganza, la burla, la astucia,la violencia?       
(0 votaciónes)

El que no tiene dos terceras partes de su jornada para sí mismo es un esclavo, sea lo que sea, político, comerciante, funcionario o erudito       
(0 votaciónes)

La instrucción en los grandes Estados será, cuando más, mediocre, por la misma razón que en las grandes cocinas se hace todo medianamente       
(0 votaciónes)