Frases de François de La Rochefoucauld - Página 2

François de La Rochefoucauld Filósofo y moralista francés (François, duque de La Rochefoucauld; París, 1613 - 1680). Tal como él mismo relató en sus Memorias (1662), los primeros años de su vida adulta los pasó entre el ejército y la corte francesa, involucrado en hechos de armas, en numerosas intrigas y en aventuras... Leer más sobre François de La Rochefoucauld
No solemos considerar como personas de buen sentido sino a los que participan de nuestras opiniones       
(0 votaciónes)

Los vicios entran en la composición de las virtudes como los venenos en las medicinas. La prudencia los reúne y los combina para utilizarlos beneficiosamente contra los males de la vida       
(0 votaciónes)

Hasta el más sabio sólo muestra su sabiduría en cuestiones insignificantes, nunca en las verdaderamente importantes       
(0 votaciónes)

Un sensato puede amar como un loco, pero nunca como un necio       
(0 votaciónes)

Todo el mundo se queja de su memoria, pero nadie de su inteligencia       
(0 votaciónes)

La moderación de las personas felices se debe a la placidez que la buena fortuna da a su temperamento       
(0 votaciónes)

Pocos son los que conocen la muerte; es algo que no suele aceptarse por decisión propia, sino por estolidez y por costumbre, y la mayoría de los hombres mueren porque no hay remedio para la muerte       
(0 votaciónes)

Hay una especie de revolución de carácter tan general que modifica los gustos así como los destinos del mundo       
(0 votaciónes)

Los celos son resultado más del amor propio que del verdadero amor       
Puntuación: 4.33 / 5 (3 votaciónes)

Con el verdadero amor ocurre lo mismo que con los fantasmas: todo el mundo habla de él, pero pocos lo han visto.­       
(0 votaciónes)

En cierto modo los celos son algo justo y razonable, puesto que tienden a conservar un bien que nos pertenece o que creemos que nos pertenece, mientras que la envidia es un furor que no puede tolerar el bien de los demás       
(0 votaciónes)

No hay más que una clase de buen humor; pero hay mil copias diferentes       
(0 votaciónes)

El medio más fácil para ser engañado es creerse más listo que los demás       
(0 votaciónes)

Un amigo verdadero es el más grande de todos los bienes y el que menos nos cuidamos de adquirir       
(0 votaciónes)

La pasión a menudo convierte en loco al más sensato de los hombres, y a menudo también hace sensatos a los más locos       
(0 votaciónes)

Si tuviéramos suficiente voluntad, casi siempre tendríamos medios suficientes       
Puntuación: 4 / 5 (1 votación)