Frases de Eugenio María de Hostos

Eugenio María de Hostos Político, pedagogo y escritor puertorriqueño (Eugenio María de Hostos y Bonilla; Mayagüez, Puerto Rico, 1839 - Santo Domingo, 1903). Hombre austero y de ideas liberales, cuyo pensamiento recibió influencias del krausismo y del positivismo, Eugenio María de Hostos consagró su vida a un doble... Leer más sobre Eugenio María de Hostos
La familia es la primera evolución del individuo unido a otros individuos por la naturaleza, por los afectos, por la ley y por los intereses del orden económico y moral       
(0 votaciónes)

La vida y el amor, segunda vida: he ahí los dos monumentos sublimes de una madre       
(0 votaciónes)

El hombre es ya adulto de razón, y hasta se le puede considerar adulto de conciencia. Al menos, hasta cierto punto; hasta el punto mismo en que el desarrollo de la razón común ha contribuido al desarrollo de la conciencia colectiva       
(0 votaciónes)

Como el calor reanima los organismos más caducos, porque se hace sentir en los conductos mas secretos de la vida, el sentimiento despierta el amor de la verdad en los pueblos no habituados a pensarla, porque hay una electricidad moral y el sentimiento es el mejor conductor de esa electricidad       
(0 votaciónes)

El arte, aunque sea descabellado, y lo bello, aunque sea desproporcionado, tienen siempre algún buen fin, o cuando menos, alguna buena intención, y en ese sentido algo tienen de intrínsecamente moral       
(0 votaciónes)

Es tan subjetivo el amor, que es egoísta       
(0 votaciónes)

Cumple con todos tus deberes y gozarás de todos tus derechos       
(0 votaciónes)

Una adolescente no es una mujer, porque no es mujer un ángel; porque no es carne el espíritu; porque no es luz el fuego, y las mujeres pueden ser carne y fuego, nunca son luz y espíritu       
(0 votaciónes)

Hay en el mundo demasiados artistas de la palabra, demasiados adoradores de la forma, demasiados espíritus vacíos que solo a la ley de las proporciones saben obedecer, y yo no quería ser uno de tantos habladores que, en tanto que llenan de palabras sonoras el ámbito en que se mueven, son radicalmente incapaces de realizar lo que mas falta hace en el mundo: hombres lógicos       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

El tiempo es vida, y consumir el tiempo en no hacer lo que se debe, es consumir inútilmente la existencia       
(0 votaciónes)