Frases de Epicuro

Epicuro Filósofo griego (Isla de Samos, actual Grecia, h. 342 a.C.-Atenas, h. 270 a.C.). Perteneció a una familia de la nobleza ateniense, procedente del demo ático de Gargetos e instalada en Samos, en la que muy probablemente nació el propio Epicuro y donde, con toda seguridad, pasó también sus años... Leer más sobre Epicuro
El hombre que no sea virtuoso no puedes ser feliz       
(0 votaciónes)

Así como el sabio no escoge los alimentos más abundantes, sino los más sabrosos, tampoco ambiciosa la vida más prolongada, sino la más intensa       
(0 votaciónes)

Debemos meditar, por tanto, sobre las cosas que nos reportan felicidad, porque, si disfrutamos de ella, lo poseemos todo y, si nos falta, hacemos todo lo posible para obtenerla       
(0 votaciónes)

El hombre es rico en cuanto se familiariza con la escasez       
(0 votaciónes)

Es verdad que hay dioses; pero lo que la multitud cree de ellos no es cierto, pues lo que la multitud cree cambia con el tiempo       
(0 votaciónes)

Así pues, practiquen la filosofía tanto el joven como el viejo; uno, para que aún envejeciendo, pueda mantenerse joven en su felicidad gracias a los recuerdos del pasado; el otro, para que pueda ser joven y viejo a la vez mostrando su serenidad frente al porvenir       
(0 votaciónes)

La necesidad es un mal, pero ninguna necesidad hay de vivir en la necesidad       
(0 votaciónes)

Toda amistad es deseable por sí misma       
(0 votaciónes)

El sabio no se esforzará en dominar el arte de la retórica y no intervendrá en política ni querrá ser rey       
(0 votaciónes)

¿Dioses? Tal vez los haya. Ni lo afirmo ni lo niego, porque no lo sé ni tengo medios para saberlo. Pero sé, porque esto me lo enseña diariamente la vida, que si existen ni se ocupan ni se preocupan de nosotros       
(0 votaciónes)

Si lo dice de corazón, ¿por qué no abandona la vida? Está en su derecho, si lo ha meditado bien. Por el contrario, si se trata de una broma, se muestra frívolo en asuntos que no lo requieren       
(0 votaciónes)

El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es desdichado, aunque sea dueño del mundo       
(0 votaciónes)

Busca el placer que no venga seguido de ningún dolor       
(0 votaciónes)

La filosofía es una actividad que con discursos y razonamientos procura la vida feliz       
(0 votaciónes)

Límite de la grandeza de los placeres es la eliminación de todo dolor. Donde exista placer, por el tiempo que dure, no hay ni dolor ni pena ni la mezcla de ambos       
(0 votaciónes)