Frases de Dante Alighieri

Dante Alighieri Poeta italiano (Florencia, 1265 - Rávena, 1321). Si bien sus padres, Alighiero de Bellincione y Gabriella (Bella), pertenecían a la burguesía güelfa florentina, Dante aseguró siempre que procedía de familia noble, y así lo hizo constar en el Paraíso (cantos XV y XVI), en donde trazó un ví... Leer más sobre Dante Alighieri
No menos que saber, dudar me gusta más       
(0 votaciónes)

Si a la bella se suma la discreta, y nuestra vista bebe su dulzura colmando el corazón de ansia secreta, del amor al asedio que perdura pidiendo estadio la beldad nos reta como bravo adalid en su armadura       
(0 votaciónes)

El amor mueve el Sol y las estrellas       
(0 votaciónes)

Sed, cristianos, a moveros más formales: no seáis como pluma al viento, y no creáis que cualquier agua os lave. Tenéis el viejo y el nuevo testamento, y el pastor de la Iglesia que os guía: que ello a vuestra salvación os baste. Si mala avidez otra cosa os grita, sed hombres, y no locas ovejas, ¡que el judío, de vosotros, entre vosotros, no se ría!       
(0 votaciónes)

Libertad va buscando, que le es tan cara, como lo sabe quien la vida por ella deja       
(0 votaciónes)

Vuestra fama es como la flor; que brota y muere; y la marchita el mismo sol que la hizo nacer de la acerba tierra       
(0 votaciónes)

En la iglesia, con los santos, y en el figón, con los comilones       
(0 votaciónes)

La lujuria merece tratarse con piedad y disculpa cuando se ejerce para aprender a amar       
(0 votaciónes)

Amor brilla en los ojos de mi amada, y se torna gentil cuando ella mira: donde pasa, todo hombre a verla gira y a quien ve tiembla el alma enamorada       
(0 votaciónes)

Amor y gentil corazón son una cosa misma       
(0 votaciónes)

Hay un secreto para vivir feliz con la persona amada: no pretender modificarla       
(0 votaciónes)

Orgullo, Envidia, Avaricia, éstas son las chispas que han prendido el fuego en el corazón de los hombres       
(0 votaciónes)

Tanto es gentil el porte de mi amada, tanto digna de amor cuando saluda, que toda lengua permanece muda y a todos avasalla su mirada       
(0 votaciónes)

¡Oh, insensatos afanes de los mortales! ¡Qué débiles son las razones que nos inducen a no levantar nuestro vuelo de la Tierra!       
(0 votaciónes)

Bueno es el dominio del amor, ya que aparta el entendimiento de sus siervos de todas las cosas viles       
(0 votaciónes)

No menos que el saber me place el dudar       
(0 votaciónes)