Frases de Carlos Ruiz Zafón

Carlos Ruiz Zafón Escritor español, autor de La sombra del viento, uno de los best sellers más destacados de la literatura reciente (Barcelona, 1964). En junio de 2008 se habían vendido de esta novela más de diez millones de ejemplares en todo el mundo. Carlos Ruiz Zafón se educó en el colegio de los Jesuitas... Leer más sobre Carlos Ruiz Zafón
Me incliné sobre ella y recorrí la piel de su vientre con la yema del dedo. Bea dejó caer los párpados, los ojos y me sonrió, segura y fuerte. Tenía diecisiete años y la vida en los labios       
(0 votaciónes)

Nada es justo. A lo máximo que se puede aspirar es a que sea lógico. La justicia es una rara enfermedad en un mundo por lo demás sano como un roble       
(0 votaciónes)

Tiene usted mala cara. ¿De qué? De realidad       
(0 votaciónes)

Quiero volver a ser un hombre respetable, ¿sabe usted? No por mi, que a mi el respeto de este orfeón de monas que llamamos humanidad me la trae flojísima, sino por ella       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Cuando todo el mundo se empeña en pintar a alguien como un monstruo, una de dos: o era un santo, o se están callando de la misa la media       
(0 votaciónes)

Nada en esta cochina vida vale dos duros si no tienes alguien con quien compartirlo       
(0 votaciónes)

No se puede entender la vida hasta que no se entiende la muerte       
(0 votaciónes)

No hace falta que lo admita si eso pone en peligro su sentimiento de masculinidad. Ya sé que ustedes los hombres creen que el tamaño de su tozudez se corresponde con el de sus vergüenzas       
(0 votaciónes)

La única manera de conocer realmente a un escritor es a través del rastro de tinta que va dejando, que la persona que uno cree ver no es más que un personaje hueco y que la verdad se esconde siempre en la ficción       
(0 votaciónes)

La vida es la hipoteca del alma: aunque uno salga con buenas intenciones, ir avanzando implica cometer traiciones, con los demás o con uno. Hay quien tiene la fortuna de no caer demasiado en ello y quien directamente es un hijo de puta, pero el dilema sobre si hacemos o no lo correcto lo tenemos todos       
(0 votaciónes)

El mundo es muy pequeño cuando no se tiene a donde ir       
(0 votaciónes)

Esto es sólo el principio. En diez años yo seré el aprendiz y tú el maestro       
(0 votaciónes)

La mayoría de nosotros tenemos la dicha o la desgracia de ver cómo la vida se desmorona poco a poco, sin que nos demos cuenta       
(0 votaciónes)

¿Sabe lo mejor de los corazones rotos? Que sólo pueden romperse de verdad una vez. Lo demás son rasguños       
Puntuación: 4 / 5 (1 votación)

Genio y figura: No hay genio sin figura; ésa es la triste realidad de estos tiempos faranduleros       
(0 votaciónes)

El tiempo no nos hace más sabios, sólo más cobardes       
(0 votaciónes)