Frases de Buda Gautama

Buda Gautama Príncipe indio del clan de los Sakyas, fundador del budismo (Kapilavastu, actual frontera entre Nepal y la India, h. 560 a.C.-Kusinagara, hoy Kasia, actual India, h. 480 a.C.). Las menciones biográficas acerca de la vida de Buda son escasas y fragmentarias, y proceden, en su mayoría, de tres... Leer más sobre Buda Gautama
El odio no disminuye con odio. El odio disminuye con el amor       
Puntuación: 4 / 5 (2 votaciónes)

El mundo exterior es únicamente una manifestación de la mente en si misma. la mente lo capta como un mundo exterior simplemente por su costumbre de seleccionar y de razonar falsamente. El discípulo debe hacerse el habito de observar la verdadera esencia de las cosas       
(0 votaciónes)

Para vivir una vida desprendida, no debemos considerar nada como de nuestra propiedad       
(0 votaciónes)

Avanzando estos tres pasos, llegarás más cerca de los dioses: Primero: Habla con verdad. Segundo: No te dejes dominar por la cólera. Tercero: Da, aunque no tengas más que muy poco que dar       
(0 votaciónes)

La verdad trae paz a la mente anhelante; conquista el error; apaga las llamas de los deseos       
(0 votaciónes)

Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo       
(0 votaciónes)

Una mente controlada conduce a la felicidad       
(0 votaciónes)

El insensato que reconoce su insensatez es un sabio. Pero un insensato que se cree sabio es, en verdad, un insensato       
(0 votaciónes)

Estamos en este mundo para convivir en armonía. Quienes lo saben no luchan entre sí       
(0 votaciónes)

El mundo está lleno de sufrimiento. La raíz del sufrimiento es el apego a las cosas. La felicidad consiste precisamente en dejar caer el apego a todo cuanto nos rodea       
(0 votaciónes)

Somos lo que pensamos. Todo el mundo surge de nuestros pensamientos. Con nuestros pensamientos hacemos el mundo       
(0 votaciónes)

La paz es el resultado de muchas actitudes, todas estas fundamentadas precisamente en la caridad, no entendida como limosna, sino como amor       
(0 votaciónes)

Un hombre ausente por largo tiempo y que vuelve estando a salvo, recibe la mejor bienvenida de sus parientes y amigos       
(0 votaciónes)