Frases de Antoine de Saint-Exupery

Antoine de Saint-Exupery Novelista y aviador francés; sus experiencias como piloto fueron a menudo su fuente de inspiración (Lyon, 1900 - en el mar Tirreno, 1944). Tercero de los cinco hijos de una familia de la aristocracia su padre tenía el título de vizconde, vivió una infancia feliz en las propiedades familiares,... Leer más sobre Antoine de Saint-Exupery
Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor       
(0 votaciónes)

¡Es tan misterioso el país de las lágrimas!       
(0 votaciónes)

El sufrimiento es casi un amigo       
(0 votaciónes)

Haz de tu vida un sueño, y de tu sueño una realidad       
(0 votaciónes)

El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va       
(0 votaciónes)

La justicia es el conjunto de las normas que perpetúan un tipo humano en una civilización       
(0 votaciónes)

En toda multitud hay hombres a los que no se distingue, pero son portadores de mensajes prodigiosos. Y sin saberlo ellos mismos       
(0 votaciónes)

Pero si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Para mi, tú serás único en el mundo. Para ti, yo seré único en el mundo       
(0 votaciónes)

No me interesa aquel que haya conocido, llevado en litera, mil cimas de montañas y así observado mil paisajes porque,en primer lugar, no conocerá uno solo verdaderamente y, luego, porque mil paisajes no constituyen más que una partícula de polvo en la inmensidad del mundo       
(0 votaciónes)

No heredamos la Tierra de nuestros antepasados. La legamos a nuestros hijos       
(0 votaciónes)

La experiencia nos enseña que amar no significa en absoluto mirarnos el uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección       
(0 votaciónes)

Mirad, en la vida no hay soluciones, sino fuerzas en marcha. Es preciso crearlas, y las soluciones vienen       
(0 votaciónes)

El avión es solamente una maquina, pero qué invento tan maravilloso, qué magnífico instrumento de análisis: nos descubre la verdadera faz de la Tierra       
(0 votaciónes)

Que me importa que Dios no exista mientras de divinidad al hombre       
(0 votaciónes)

Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo. Evoca primero en los hombres y mujeres el anhelo del mar libre y ancho       
(0 votaciónes)