Frases de Anatole France

Anatole France Poeta, novelista y ensayista francés (Anatole François Thibault; París, 1844 - La Béchellerie, 1924). Agudo librepensador, es considerado un maestro de la prosa por la sencillez y precisión de su escritura. Hijo de un librero, forjó su cultura personal en el establecimiento paterno. En... Leer más sobre Anatole France
Toda la justicia social descansa en estos dos axiomas: El robo es punible y el producto del robo es sagrado       
(0 votaciónes)

La vida resulta deliciosa, horrible, encantadora, espantosa, dulce, amarga; y para nosotros lo es todo       
(0 votaciónes)

Todos los cambios, aun los más ansiados, llevan consigo cierta melancolía       
(0 votaciónes)

Toda una nación reside en un grupo de personas que piensan con más vigor e intensidad que los demás. El resto no cuenta       
(0 votaciónes)

Pues no hay más remedio que matar el tiempo, y aun esto, si uno lo piensa, es el único empleo de la vida       
Puntuación: 3 / 5 (1 votación)

La guerra y el romanticismo: ¡plagas espantosas!       
(0 votaciónes)

La justicia no es más que el sueño de algunos imbéciles. La injusticia es el pensamiento mismo de Dios       
(0 votaciónes)

Es necesario renunciar a saber, pero no se puede renunciar a juzgar       
(0 votaciónes)

Los hombres exigen al amor que se revista de formas y colores; han de ver lo que aman. Las mujeres sólo piden sensaciones al amor; saben amar como ciegas       
(0 votaciónes)

Prefiero los errores del entusiasmo a la indiferencia de la sabiduría       
(0 votaciónes)

Ateniéndonos a la costumbre pasaremos generalmente por hombres honrados, porque se toma por hombres honrados a los que lo hacen todo igual que los demás       
(0 votaciónes)

Nosotros ponemos el infinito en el amor. Pero las mujeres no comenten jamás este error       
(0 votaciónes)

En el arte como en el amor, basta con el instinto       
(0 votaciónes)

No hay nada tan conveniente como andar libre por el mundo       
(0 votaciónes)

El árbol de las leyes ha de podarse continuamente       
(0 votaciónes)

Nuestra naturaleza humana nos hace pensar razonablemente y actuar insensatamente       
(0 votaciónes)