Frases de Alberto Hurtado

Alberto Hurtado Jurista y sacerdote jesuita chileno, conocido también como el Padre Hurtado (Alberto Hurtado Cruchaga; Viña del Mar, 1901 - Santiago, 1952). Beatificado por el papa Juan Pablo II el 10 de octubre de 1994, se le considera una de las figuras religiosas chilenas más relevantes del siglo XX. Alberto... Leer más sobre Alberto Hurtado
El cristianismo o es una vida entera de donación, una transubstanciación en Cristo, o es una ridícula parodia que mueve a risa y a desprecio       
(0 votaciónes)

San Alberto Hurtado se puso al servicio de los pobres y con esa expresión tan hermosa de que el pobre es Cristo invitó a todo Chile a una cruzada extraordinaria de servir a los más necesitados. Fueron muy hermosas las palabras del Papa al designar así lo más propio de la vida del padre Alberto Hurtado       
(0 votaciónes)

¿Podré permanecer inactivo? Mi acción o inacción tiene un alcance eterno para tantas almas       
(0 votaciónes)

La eternidad. He sido creado no para el tiempo sino para la eternidad       
(0 votaciónes)

No hay piedad mariana que termine en María, pero sí rasgo distintivo, por María ir a Cristo y consagración de nuestra vida a María para que Ella la presente a Jesús       
(0 votaciónes)

La visibilidad de la Iglesia no consiste solamente en la visibilidad de los miembros tomados individualmente, sino en la visibilidad de su unidad, en la visibilidad de su comunidad       
(0 votaciónes)

Con esta misma gracia del pájaro el circulaba por Santiago en este menester duro para el alma delicadísima. con gracia pedía, con la gracia humana y con la otra. ya parado ese callejón por nuestra capital, ya no trajina más por sus chiquillos, pero otro habrá que escoja su afán       
(0 votaciónes)