Frases de Abraham Lincoln

Abraham Lincoln Político estadounidense (Hodgenville, EE UU, 1809 - Washington, 1865). Abraham Lincoln nació en el seno de una familia de colonos cuáqueros. Durante su infancia y su juventud, marcadas por la pobreza de su familia, recorrió el Missisippi y vivió de cerca las condiciones infrahumanas que padecí... Leer más sobre Abraham Lincoln
Los que niegan la libertad a los demás no se la merecen ellos mismos       
(0 votaciónes)

Entre el amor y la violencia, siempre acaba triunfando el amor       
(0 votaciónes)

Los que niegan la libertad a otros, no la merecen para sí; porque bajo un Dios justo no pueden conservarla por mucho tiempo       
(0 votaciónes)

Nadie tiene la memoria suficiente para mentir siempre con éxito       
(0 votaciónes)

Las circunstancias están llenas de problemas, montañas de problemas, y debemos ponernos a su altura. Enfrentados a una nueva situación, debemos pensar desde cero y actuar desde cero       
(0 votaciónes)

Nadie puede engañar a todos durante todo el tiempo       
(0 votaciónes)

Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo       
(0 votaciónes)

Dios prefiere a la gente corriente, por eso ha hecho tanta       
(0 votaciónes)

Dando libertad a los esclavos la aseguramos a los libres       
Puntuación: 5 / 5 (1 votación)

Tengamos fe que la razón es poderosa; y con esa fe, avancemos hasta el fin, haciendo la parte que nos toca, siguiendo siempre la verdad       
(0 votaciónes)

Dios quiere sin duda mucho a la gente humilde; pues de ser lo contrario, no los habría hecho tan numerosos       
(0 votaciónes)

Si quieres ganar un adepto para tu causa, convéncelo primero de que eres su amigo sincero       
(0 votaciónes)

Aquellos que niegan la libertad no la merecen para sí, y bajo un Dios justo no podrán conservarla mucho tiempo       
(0 votaciónes)

Las cosas pueden llegar a los que esperan, pero sólo las cosas que sobraron a los que tienen empuje       
(0 votaciónes)

Ningún hombre es lo bastante bueno para gobernar a otros sin su consentimiento       
(0 votaciónes)

Yo no sé quién fue mi abuelo; me importa mucho más saber qué será su nieto       
(0 votaciónes)