Fernando Lázaro Carreter


Biografía de Fernando Lázaro Carreter

Ocupaciones: Filólogo
Nacido en: Zaragoza
Murió en: Madrid
Año de nacimiento: 1923
Año de su muerte: 2004
Filólogo y lingüista español, una de las figuras más destacadas de la Filología Española contemporánea (Zaragoza, 1923 - Madrid, 2004). Creció en el seno de una familia liberal, en un pequeño pueblo de Zaragoza. Tras la Guerra Civil pudo estudiar bachillerato en el instituto de la capital aragonesa, donde tuvo como maestro a José Manuel Blecua. Durante estos años de juventud frecuentó la casa de Eugenio Frutos, lo que le permitió disfrutar de una cultura muy distinta a la oficial de aquellos años de posguerra.
Fernando Lázaro Carreter

Culminó el bachillerato con notas excepcionales y comenzó los estudios superiores de Filosofía y Letras en Zaragoza; se trasladó a la capital en 1939, al obtener una beca en la Universidad de Madrid. Durante su formación académica también tuvo la oportunidad de conocer a Francisco Ynduráin, Santiago Montero Díaz y Dámaso Alonso, quien dejó una huella imborrable en el joven estudiante.
Obtuvo el título de doctor en 1949, con tan sólo veintiséis años de edad, y ganó la cátedra de Gramática General y Crítica Literaria en la Universidad de Salamanca, institución a la que permaneció ligado como docente durante más de dos décadas, y en la que fue elegido decano de la Facultad de Filología en 1968.
En 1972 pasó a ocupar la cátedra de Lengua Española en la Universidad Autónoma de Madrid, para acabar su vida profesional en la Universidad Complutense de Madrid, en cuya Facultad de Filología ocupó la cátedra de Teoría de la Literatura hasta la fecha de su jubilación (13 de abril de 1988), aunque siguió acudiendo a sus aulas en calidad de Profesor Emérito.
Su dilatada y fecunda trayectoria docente le permitió también impartir clases como profesor visitante en las universidades de Heidelberg (Alemania), Austin (Estados Unidos de América) y Toulouse (Francia), y dictar cursos y pronunciar conferencias en numerosas instituciones académicas y culturales de Italia, Inglaterra, Francia y Estados Unidos.

Sus primeros trabajos de ensayo e investigación se centraron en el campo de la lingüística, al que aportó algunos títulos como El habla de Magallón (1945) y Las ideas lingüísticas en España durante el siglo XVIII (1949), este último redactado con los materiales procedentes de su tesis doctoral. Medio siglo después, Lázaro Carreter se situó en las listas de autores más vendidos con su valiosa recopilación de artículos El dardo en la palabra (1997), un volumen conformado con una selección de sus colaboraciones periodísticas publicadas a lo largo de muchos años en los principales medios de comunicación (como los rotativos Ya, ABC y El País), y destinadas a señalar, con tanto rigor como amenidad, las más groseras prevaricaciones idiomáticas que deterioran la lengua española (con especial hincapié en las difundidas por los profesionales del periodismo).

Entre aquellos primeros trabajos de investigación lingüística y el éxito editorial de El dardo en la palabra, dio a la imprenta más de cien monografías y estudios sobre filología y crítica literaria, entre los que cabe recordar Diccionario de términos filológicos (1963), Moratín en su teatro (1961), Lope de Vega y su época (1961), Vida y obra de Menéndez Pelayo: su época y su obra literaria (1962), Teatro medieval (1965), Estilo barroco y personalidad creadora: Góngora, Quevedo, Lope de Vega (1966), Lengua Española. Historia, teoría y práctica (1971), Estudios de poética (1976), Lazarillo de Tormes en la picaresca (1976) y Estudios de lingüística (1986).
Especialista en temas tan dispares como la literatura española dieciochesca, el Siglo de Oro, la poesía surrealista, el teatro de Lorca y Unamuno, el modus interpretandi alfonsí o la versificación de arte mayor, Fernando Lázaro Carreter cultivó también la crítica teatral contemporánea en diferentes periódicos y revistas de difusión nacional, y llegó a estrenar algunas piezas dramáticas originales.

Em 1972 fue elegido para ocupar el sillón R de la Real Academia Española, institución que dirigió entre 1991 y 1998, y en la que desempeñó una labor fundamental de modernización. Otras obras suyas son Un siglo de Ortega y Gasset (1984) -escrita en colaboración con Rosa Chacel-,
Historia de las ideas estéticas en España. Menéndez Pelayo (1985), Introducción a la poesía de Vicente Aleixandre (1979), El libro en la cultura de los años 80 (1986), Lope de Vega. Introducción a su vida y a su obra (1965), De poética y poéticas (1990), ¿Qué es la literatura? (1976) y Cómo se comenta un texto literario (1975). Por medio de sus numerosos manuales de lengua y literatura para alumnos de enseñanza media, Lázaro Carreter inició en la lengua y la literatura españolas a varias generaciones de estudiantes del último tercio del siglo XX