> > 15 frases de la Madre Teresa de Calcuta

15 frases de la Madre Teresa de Calcuta

15 frases de la Madre Teresa de Calcuta

Madre Teresa de Calcuta es el nombre por el que se conoce a la Religiosa de origen albano Agnes Gonxha Bojaxhiu, considerada una de las personalidades más importantes del siglo XX.

Premio Nobel de la Paz en 1979 por sus obras de caridad en ayuda a los pobres, que durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que expandía su asociación Misioneras de la Caridad en Calcuta. El trabajo principal de esta congregación según palabras textuales de ella misma era ayudar a "los más pobres de los pobres".

Nacionalizada India, donde vivió durante muchos años decía de si misma: "De sangre soy albanesa. De ciudadanía, India. En lo referente a la fe, soy una monja Católica. Por mi vocación, pertenezco al mundo. En lo que se refiere a mi corazón, pertenezco totalmente al Corazón de Jesús"

Tras 16 años de su muerte, fue beatificada por el papa Juan Pablo II por su gran labor ayudando a los mas desfavorecidos por todo el mundo.

Os dejo con 15 frases memorables de la Madre Teresa de Calcuta

Madre teresa de calcuta en Varanasi

  • De sangre soy albanesa. De ciudadanía, India. En lo referente a la fe, soy una monja Católica
  • El dinero sólo puede comprar cosas materiales, como alimentos, ropas y vivienda. Pero se necesita algo más. Hay males que no se pueden curar con dinero, sino sólo con amor.
  • Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir, pero sus ecos son realmente infinitos.
  • No puedes ir feliz por la vida hasta que dejes ir tus fracasos pasados y los dolores de tu corazón.
  • A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara una gota.

Frases de amor de la madre teresa de calcuta

  • La revolución del amor comienza con una sonrisa. Sonríe cinco veces al día a quien en realidad no quisieras sonreír.
  • No dejes que nadie se aleje de ti sin ser un poco más feliz.
  • No dejes que falsas metas de la vida (dinero, poder, placer, estudio) los conviertan en esclavos y los hagan perder el auténtico sentido de la vida.
  • Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo lanzar una piedra al agua para crear muchas ondas.
  • Las críticas no son otra cosa que orgullo disimulado. Un alma sincera para consigo misma nunca se rebajará a la crítica. La crítica es el cáncer del corazón.
  • Ningún fracaso debe desanimar, mientras se tenga clara conciencia de haber hecho aquello que estaba a su alcance.
  • Hay cosas que te encantaría oír y que nunca escucharás de la persona que te gustaría que te las dijera. Pero no seas tan sordo como para no oírlas de aquel que las dice desde su corazón.

Madre teresa de calcuta ayudando a un niño

  • Ama hasta que te duela. Si te duele es buena señal.
  • Cuando la puerta de la felicidad se cierra, otra puerta se abre, pero algunas veces miramos tanto tiempo aquella puerta que se cerró que no vemos la que se ha abierto frente a nosotros.
  • Pasamos mucho tiempo ganándonos la vida, pero no el suficiente tiempo viviéndola.
  • La mayor enfermedad de Occidente hoy no es la tuberculosis o la lepra; es no ser querido, no ser amado y que nadie se preocupe por ti. Podemos curar las enfermedades físicas con la medicina, pero la única cura para la soledad, la desesperación y la falta de esperanza es el amor. Hay muchos en el mundo que mueren por un trozo de pan, pero hay muchos más que mueren por un poco de amor. La pobreza de Occidente es un tipo distinto de pobreza – no es sólo una pobreza de soledad, sino también de espiritualidad.